Zelenski y Macron
Economía

Ucrania: cuando la realidad supera a la ficción.

Hay veces que la realidad supera a la ficción o como poco la imita. Esto sucedió en 2019 con la llegada al poder de Vladimir Zelenski, un presidente sin experiencia política procedente del mundo de la televisión, (quizá no debería de extrañarnos tanto desde Ronald Reagan). Hay importantes retos que afrontar, pero un país joven y con ganas de triunfar es el mejor activo con el que cuenta el presidente Zelenski para desarrollar la economía y llevar a cabo las reformas que el país necesita.

A todos nos gustan las historias grandes y poderosas, al fin y al cabo, por eso nos gusta la innovación, las startups, los unicornios, y el “Don’t be evil”. Por supuesto que nos interesan los negocios, los beneficios y los crecimientos exponenciales, pero también la posibilidad de modificar mundo, influir en los demás y dejar nuestra huella en lo que hacemos.

En Ucrania, esta vez, la realidad imitó a la ficción, y nos encontramos con un gran relato. El actor, productor, licenciado en derecho y estrella de la televisión, Vladimir Zelenski, que triunfaba con la serie “Слуга народу” (“El servidor del Pueblo”), en la televisión Ucraniana alcanzó la presidencia en 2019. El 31 de marzo en la primera vuelta, Zelenski, obtuvo 5,7 millones de votos, en la segunda vuelta, contra Petro Poroshenko, presidente en ejercicio, obtuvo 13,5 millones de votos, el 73,22% del total.

Zelenski, de 41 años, es un cómico muy conocido en Ucrania con una trayectoria de más de una década en televisión y cine, a quien le gusta definirse como «payaso». Su popularidad pegó un salto en octubre de 2015, cuando su productora Kvartal95 lanzó “El servidor del pueblo”. Si hubiese que compararle con algún personaje español, podríamos decir que es el Emilio Aragón ucraniano.

La serie cuenta la historia de Vasyl Holoborodko (el propio Zelenski), un profesor de historia de treinta y pico de años que alcanza popularidad en todo el país, después que uno de sus estudiantes viraliza un video en que el docente lanza un descarnado discurso en contra de la corrupción política.

«¿Por qué todas las personas honestas son tontas y las inteligentes son ladrones?», le grita Holoborodko a un colega. «¿Qué clase de gente somos, que seguimos votando por estos mentirosos hijos de puta, sabiendo que son delincuentes?»

A través de una ventana un alumno filma en secreto la rabieta del docente, y viraliza el video en las redes. Eso lanza a la popularidad al desconocido profesor. Millones de ucranianos impulsan su candidatura presidencial. Holoborodko termina ganando los comicios y empieza a hacer realidad sus propuestas desde la presidencia.

Volviendo a la Ucrania real, aprovechando el impulso de su victoria, Zelenski promovió elecciones parlamentarias y el 21 de Julio de 2019, su partido, llamado (casualmente) “Servidor del Pueblo” obtuvo 254 escaños, suficientes para obtener la mayoría absoluta, que se alcanza con 226 de los 450.

Si esto fuese una película, aquí se acabaría, acompañando a la victoria, alguna marcha triunfal  de John Williams o algún compositor parecido, pero en la vida real, todo continúa.

En estos meses, el presidente Zelenski, está impulsando importantes reformas económicas.

También ha tenido que sortear problemas de política exterior como los surgidos con la administración Trump. Pero sobre todo, el problema más difícil  al que se enfrenta es transitar por el estrecho margen que deja el conflicto geopolítico con Rusia.

La estabilidad política que se desprende de una presidencia con un alto apoyo popular y una mayoría parlamentaria, está impulsando la economía, y si se logra un acuerdo con Rusia, el país experimentará un impulso económico sin precedente en los últimos años.

Ucrania es un país joven, vibrante, con un alto nivel de educación, con algunas de las mejores universidades de la antigua Unión Soviética. La escuela de Ingenieros Aeronáuticos de Kiev, formaba a los mejores de su especialidad en la antigua URSS, y lo mismo pasa con otras especialidades.

El gran nivel técnico de los universitarios ucranianos y las ganas de progresar, y de mejorar personal y colectivamente está en el ambiente y ésto se refleja en la vibrante escena de innovación y emprendimiento que se desarrolla en Ucrania.

Señoras y señores, bienvenidos al vibrante ecosistema de innovación de Ucrania.

Comments are closed.