Cultura

10 cosas que he APRENDIDO en la pandemia.

Universo GUERRA ESTELAR

Galaxia Messier 88. Sistema Erebus. Planeta El Arlequín.

 

Tropas de Asalto.

Compañía Cangurus.

Soldado 227.99

Superviviente de las campañas Kong y Dominium.

En activo. Fecha estelar 7709.48.58 

 

Todo el mundo decía que El Arlequín sería un buen destino y nos ha tocado una pandemia. Lo normal es que te acierten con un blaster, y si no eres vaporizado,  tengas que pasar una buena temporada en un tanque de rehabilitación. Es rápido y a pesar de los dolores y las rigideces, te regeneran o sustituyen los órganos con rapidez, pero esto de las pandemias es un poco aburrido. Y lo peor es que a pesar de que los planeta laboratorio trabajan al 100% el supervirus TRITURADOR recombina tu ADN y no hay cura posible. De momento. Estar aislado y sin hacer nada, desgasta más que una campaña contra los Muertos Vivientes en Invernalia.

Pero algo he aprendido de esta pandemia:

 

1. Nunca desaproveches una buena crisis.

Ya lo decía el clásico. Hay dos variantes, cabrearte y ver el lado malo o tomar medidas. Después de todo, un lado bueno es que también les puede tocar a los oficiales. Posibilidad de que corra el escalafón. Pero hay que ser realista. Cuando estás rodeado de una docena de InsectAssasins armados con Punzones Disruptores, y aislado de tu Batallón, nadie te va a sacar del apuro. Tienes que salir por ti mismo. Tómatelo como una oportunidad, y con el mismo interés que ante los Disruptores. Debes de salir con algo más de con lo que has entrado. Algo concreto.

 

2. Móntate un Plan. Mejor dos o tres.

Todas las campañas tienen un Plan de Batalla. Nuestros Oficiales Estrategos, Los Mentales y Los Programantes, son un equipo infalible en planificación, y nos llevan (casi)siempre a la victoria, pero aquí estás solo. Tienes que  planificar. Ser realista en los objetivos. Priorizar estableciendo las categorías que piensas abordar primero y conseguir salir más fuerte de la crisis de lo que has entrado en ella. No se pueden abordar muchos objetivos al mismo tiempo y tener éxito en alcanzarlos todos. Fíjate el principal y pelea duro con él. Cuando lo hayas conseguido o esté ya incorporado a tus rutinas habituales, dedícate al siguiente. Y así.

 

3. En Pandemia cuida tu salud.

Estando en campaña, aprendes que hay que dormir y comer siempre que puedas. Ahora es lo contrario, tienes todo el tiempo del mundo y lo único que haces es comer y dormir. Pero mejor es que cuides tu salud. He practicado  Panzer Kunst, Equilibrio Élf, y Mortal Kombat, aún así, me temo que no me voy a poder meter en la armadura. Eso sí he aprendido a hacer pasteles.

 

 

4. Estudiar algo útil nunca viene mal.

Podremos parecer toscos, pero también nos formamos. Además es necesario pensar en un futuro fuera del ejército. Las nuevas profesiones son una buena elección. Aunque los robots han eliminado muchas oportunidades laborales, siempre hay oportunidades en los planetas exteriores, nunca te faltará trabajo si tienes experiencia militar y una buena formación.

 

 

5. Las (malas) rutinas se pueden cambiar, no pasa nada, y te vendrá bien.

Cuando estás en Operación, no piensas en nada más que en alcanzar la victoria, acabar cuanto antes y salir vivo. Cuando no estás en campaña, sueles evadirte. Francachelas con los compañeros de batallón a base de  alcohol, Paquetes Bienestar y sexo virtual, es lo normal. Ya son bastante duras las Operaciones. Y esa ha sido siempre la rutina. Parecía que era imposible cambiarla. Ahora, aislado, debes de centrarte en ti mismo. Hay veces que los viejos fantasmas vuelven y te hacen sufrir, pero si consigues dominar los pensamientos (con ayuda de La Borradora a veces) y te centras en tu Plan de Batalla, en tus Planes de Operaciones, en la Ejecución de las Tareas  y en el Control de las Desviaciones, puedes darle un sentido interesante al Aislamiento. 

 

6. En campaña, puedes ver quienes son realmente tus compañeros y quienes no, curiosamente en El Aislamiento también.

Recuperar buenas y viejas amistades, separar los compañeros virtuales de los reales, eliminar de tu agenda las relaciones tóxicas, y buscar compañías que te enriquezcan es un objetivo social de primer orden.

7. Los clones dieron una imagen equivocada, también tenemos familia.

 Aunque no es lo normal, hay soldados que tienen sus unidades familiares, y el confinamiento les ha venido bien. Cuando estás en operaciones no tienes mucho tiempo para ellos. Hay soldados que han descubierto a sus hijos, a sus mujeres e incluso a sus droides durante la convivencia obligatoria.

Muchos hijos no nos comprenden, nosotros siempre con el hipercañón a cuesta  y ellos con sus problemas de adolescentes, ahora se han dado cuenta de que somos buena gente, y nosotros que tenemos unos hijos que son grandes personas.

Las relaciones matrimoniales han ido a más. O a menos. Parece raro que lo diga un Soldado de Asalto, pero si hay amor…

 

8. A los que estamos solos, nos viene bien El Aislamiento para volver a mirar en nuestro interior.

  Envidiaba que los clones siempre se sentían acompañados de sí mismo. Es un período para mirar dentro de ti. El deber, la disciplina, el Imperio. Todo éso está muy bien, y no te lo puedes plantear en el fragor de la batalla, es nuestra condición y nuestro entrenamiento, pero cuando tienes la ocasión y no tienes miedo, mirar en tu interior, te puede hacer más fuerte y más completo. Estar solo no es tan solitario, estás contigo mismo.

 

9. Tu cabeza es tu mejor aliado, además de un Campo de Éxtasis en condiciones  y un  Blaster cargado a tope, claro. 

No soy un Jedi. No tengo telequinesia, ni prescencia, ni La Palabra. Es ahora cuando me doy cuenta que mi cabeza es quizá mi mejor arma. También mi mayor limitación. Si estoy equilibrado, en paz con mi pasado, y me motivan mis objetivos, solo por el mero hecho de haberlos perseguido me sentiré satisfecho.  Y si además los alcanzo, el doble. He visto muchos compañeros que han acabado mal por pensar en otras cosas cuando tenían delante a un Wookie bien entrenado.

 

10. Todo puede cambiar de un día para otro.

Yo lo sé mejor que nadie. Para la campaña Barsomita, casi no pude terminar de hacer mis necesidades antes de coger mi armadura y embarcar. Si estás en combate, sabes que puedes morir, pero tener esa misma sensación estando en tu hogar y sin un enemigo visible, hace que te plantees las cosas de nuevo. No caminamos sobre un kilómetro de granito, más bien sobre terreno pantanoso, así que hay que ser consciente de ello, y de que las situaciones tienen un principio y un final y que pueden cambiar en cualquier momento. Tenemos que aprovechar bien nuestros recursos, sacar el mejor partido posible de ellos y extraer de toda las situaciones, las experiencias más positivas posibles. Divertirse es sano. Se tiene la imagen de que las Tropas de Asalto somos robots, los clones no nos dieron buena imagen, pero debajo de la máscara se sufre y se ríe. Y no somos tan serios.

 

 

Ultima hora. 211.17 me comenta que su madre ha pillado el TRITURADOR. Nunca estuvieron muy unidos. Vivían en distintos planetas. Lo dicho, la vida es  un Plan de Batalla organizado por un Loco.

Comments are closed.